sábado, outubro 16, 2010

395/2010 - la cultura no puede apartarse de la vida real

La cultura puede ser experimento y reflexión, pensamiento y sueño, pasión y poesía y una revisión crítica constante y profunda de todas las certidumbres, convicciones, teorías y creencias. Pero ella no puede apartarse de la vida real, de la vida verdadera, de la vida vivida, que no es nunca la de los lugares comunes, la del artificio, el sofisma y la frivolidad, sin riesgo de desintegrarse. Puedo parecer pesimista, pero mi impresión es que, con una irresponsabilidad tan grande como nuestra irreprimible vocación por el juego y la diversión, hemos hecho de la cultura uno de esos vistosos pero frágiles castillos construidos sobre la arena que se deshacen al primer golpe de viento.
No es arbitrario citar el caso paradójico de Michel Foucault. Sus intenciones críticas eran serias y su ideal libertario innegable.
Su repulsa de la cultura occidental –la única que, con todas sus limitaciones y extravíos, ha hecho progresar la libertad, la democracia y los derechos humanos en la historia– lo indujo a creer que era más factible encontrar la emancipación moral y política apedreando policías, frecuentando los baños “gays” de San Francisco o los clubes sadomasoquistas de París, que en las aulas escolares o las ánforas electorales. 
Parece-me que Vargas Llosa não terá apreendido toda a riqueza do pensamento de Foucault.
Reduzir o pensador francês a um frequentador de ambientes pouco recomendáveis é apoucá-lo e apoucar-se.
De qualquer modo e com a ressalva que efectuo no parágrafo anterior, parece-me que podemos encontrar nestas palavras, proferidas na capital do Peru, muitos motivos de reflexão.

1 Comments:

Blogger Rosa Oliveira said...

Este comentário foi removido pelo autor.

sábado, outubro 16, 2010 8:28:00 da tarde  

Enviar um comentário

<< Home

não é o fim, nem o princípio do fim, é o fim do princípio